Blog

Cuento: mito de Eros y Psique II

nivel C1

El mito

Eros o Cupido es hijo de Venus, la diosa que personifica el amor, y es uno de los dioses más jóvenes del Olimpo. Venus enferma de celos por la fama y la belleza de una princesa llamada Psique lo envía  para que vengue tal falta. Pero Eros y Psique se enamoran .Ella  humana  no tenia que verle la cara, pero cae en la trampa que le tienden sus hermanas…y lo pierde como marido.

Asi sigue esta historia …

El dios Pan, viendo el abatimiento de Psique, se le acercó y diciendo:
– Deduzco que te ves atormentada a causa de un gran amor. Hazme caso: no te eches a perder lanzándote al vacío, ni con ninguna otra forma de cita con la muerte. Abandona el dolor y la tristeza e invoca suplicante al mayor de los dioses, y muéstrate dulcemente sumisa.
A partir de este momento, Psique comienza a deambular enloquecida.
Mientras tanto, una gaviota aliada de Venus se acercó a ésta, para informarle de la herida de su hijo y de cómo éste había decidido instalarse en el lecho materno mientras se recuperaba. La diosa le pregunta si es verdad que su hijo esta enamorado, a lo que la gaviota contesta afirmativamente. Venus al oír el nombre de su odiada Psique como responsable de ese amor, se lanza encolerizada a buscar a su hijo, encontrándolo en su dorado tálamo. Lo increpa con humillantes palabras y amenazas, tal era la ira que sentía ante su traición. Al salir de su casa, se encuentra con Ceres y Juno quienes, conociendo la situación, defienden a Eros.
-¿Qué dios o qué hombre puede entender que, sembrando pasiones como acostumbras por todas partes, pretendas reprimir ahora en tu casa los amores del Amor?.
Al tiempo Psique se enteró de que Venus, utilizando a Mercurio como pregón, había ofrecido recompensa para quien le informara de su paradero, por lo que finalmente decidió dirigirse al encuentro de la diosa, para pedirle ayuda. La diosa se negó por haberle lastimado el corazón a su hijo,pero antes las súplicas de la joven ,decidió ponerla a prueba.Fue atendida por una de las criadas, Costumbre, quien insultándola, la llevó nuevamente ante la presencia de Venus. Ella la entregó a otras dos criadas, Soledad y Tristeza, para que la martirizaran aún sabiendo de su embarazo, cuyo fruto no reconocía como parte de su familia. A partir de entonces Venus la sometió a dificilísimas pruebas: separar granos antes del anochecer,y traer un vellón de lana dorado de unas ovejas, que bajo el sol eran mas feroces que un lobo, de las cuales salió exitosa. Su tercera tarea, que consistía en entregarle a Venus, una vasija llena de agua de un manantial que se encontraba en lo alto de una escarpada montaña. Psique empezó a subirla, con la seguridad de que en lo alto encontraría el fin de su vida, pero la angustia de aquella alma inocente no pasó desapercibida porque, de repente, acudió a su lado el ave real del supremo Júpiter, el águila, le quitó la jarra devolviéndola con el agua solicitada.Y así fue como Psique, consiguió volver con la tarea cumplida. Pero ni así se apaciguó la crueldad de la diosa, quien de inmediato le entregó una cajita de oro diciéndole que debía bajar al Hades, reino de los muertos, y decirle a Proserpina: “Venus te ruega que le pongas en ésta caja un poco de tu hermosura, pues la que ella tenía la ha perdido cuidando a su hijo enfermo, y se ha marchitado”. Entonces fue cuando Psique sintió más de cerca su destino final al comprobar que se le estaba llevando a una muerte segura. Sin pensarlo más subió a una torre altísima desde la cual pensaba arrojarse, pero la propia torre le habló haciendo que desistiera de su idea y le explicó, paso a paso, cómo podría llegar directamente al encuentro de la diosa de los infiernos. Proserpina tomó la caja y se la devolvió advirtiéndole que no la abriera de ninguna manera.  Con la caja rellenada y cerrada al salir de los infiernos, a escondidas, se sintió tentada por la curiosidad de abrirla  y colocarse un poco del desconocido contenido para gustarle más a su amado. Y diciendo esto, la destapó.De ella salió una adormidera, la invadió y un sueño Estigio la dejó sin sentido sobre el propio camino.
Mientras tanto, Eros recuperado de su herida, se marchó volando hasta Psique. Al encontrarla, recogió la adormidera, la volvió a colocar en la caja y despertó suavemente a su esposa para que siguiera su camino hasta Venus, mientras él se dirigió a hablar con Júpiter para esponerle su caso.Júpiter, tomando partido por Eros, mandó a Mercurio a convocar la asamblea de los dioses donde informó su deseo: que se celebrase el matrimonio entre Cupido y Psique. Para tranquilizar a Venus le comentó que haría inmortal a su nuera, para lo que envió a Mercurio a que raptara a Psique y le ofreciera una copa de ambrosía.
Inmediatamente se sirvió una copiosa cena de bodas celebrada por todos los dioses incluyendo a Venus quien danzó al ritmo de una suave melodía. Psique quedó en poder de Cupido y a su tiempo nació una hija a la que llamamos Voluptuosidad.

Archivo: Gerard FrancoisPascalSimon-Cupido Psyche end.jpg

Cuadro Cupido y Psique de François Gerard

Adaptación  Andrea Gavio

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *