La memorización

Para lograr una rápida memorización es fundamental el estímulo inicial. Hay que crear la necesidad del conocimiento. Una palabra nueva se fija por medio del ejercicio, dónde se repite, se la une a otros conocimientos. Las palabras no están aisladas, se combinan entre ellas. Hay que asociarlas a gustos, intereses, proximidad. Una palabra que llega a la memoria corta, se olvida si no se la usa. La memoria es la fuente cuando se logra un lenguaje espontáneo.
Hay tres tipos de memorias: auditiva, visual y quinésica. Existe también un léxico común entre todos los habitantes del país, ciudad, etc. Es el saber colectivo. Todo esto hay que unirlo en las clases para poder comunicarse que es el fin de todos los estudiantes.

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.